CEO2

(Gerente + compartiendo experiencias organizacionales)

Te levantas. Otro día más.

Pues no. No es otro día mas, es un día único. Nunca más volverás a vivir ese día. Te sucederán cosas que por pequeñas que sean, nunca más te volverán a suceder, o al menos, no las volverás a percibir de la misma manera.

El tiempo es lo más preciado que tenemos, y es lo que más derrochamos. Vivimos como si estuviéramos sobre la tierra para siempre, y sin embargo, todos vamos a morir. Esto se debe a que no conocemos la fecha en la que moriremos, de ahí, que pensemos que no hay fin. Si conociésemos exactamente la fecha y la hora en la que vamos a morir, nos organizaríamos de otra manera, y haríamos muchas cosas más de las que hacemos.

El tiempo es un recurso limitado. El día tiene 24 horas, que son 1.440 minutos, que son 86.400 segundos. Tú, tu vecino, yo y todas las personas del mundo disponemos de la misma cantidad de tiempo en un día, sin embargo, cada uno lo gestiona de manera de diferente, con lo que los resultados que obtenemos son diferentes. Cada segundo, minuto u hora que pasa es irrecuperable.

Vive cada día como si fuera el último! La gente que está contigo lo agradecerá!

Pd: ayer fue mi cumpleaños, quizás me esté haciendo mayor….

Mi blog

4 Responses so far.

  1. Marian Liberal says:

    Aunque sea con retraso, muchísimas felicidades, Jon. Espero que disfrutaras de tu día,y del día de ayer, y del día de hoy…

    Gracias por estos momentos de reflexión.

    • Jon Angulo says:

      Gracias a ti, Marian! un abrazo. Jon

  2. Javier Imaz says:

    Felicidades Jon!