CEO2

(Gerente + compartiendo experiencias organizacionales)

En una organización TODO el mundo es importante. Desde el puesto de mayor responsabilidad hasta el puesto de menor responsabilidad. Una organización existe porque satisface una necesidad del mercado. Esa necesidad del mercado, normalmente, no la puede satisfacer únicamente una persona. Se satisface mediante la aportación de varias personas a un conjunto. En el momento en que uno de los eslabones de esta cadena falla, el servicio que se da al cliente se ve afectado.

Los directores de las organizaciones debemos ser humildes. Por encima del trabajo está la persona. Tú diriges personas, y lo has de tener siempre en cuenta. Tratas a tus semejantes. Serás director hoy, pero alguna vez no lo fuiste, y habrás dependido en el pasado de alguien que te trató como persona (deberías haber aprendido) o de alguien que no te trató como debiera haberlo hecho (también deberías haber aprendido).

Tenemos que entender que somos un equipo, con un objetivo común en el que cada uno contribuye realizando una función diferente. Necesitamos que se introduzca el pedido del cliente lo antes posible en el sistema y bien, que se compre la materia prima, se planifique la producción, se fabrique la pieza con calidad, en maquinas que llevan un mantenimiento, se embalen las piezas, se transporten al cliente y se emita una factura. Todo esto no lo puede hacer una persona, lo tenemos que hacer en equipo. TODOS somos importantes en el objetivo final, agregar valor a tus clientes.

Para ello, es vital, que quienes dirigen la organización, sepan transmitir el proyecto y los objetivos, crear un clima apropiado, y saber valorar la tarea que realiza cada persona de la organización. Saber transmitir a cada individuo de la empresa que su contribución es importante, y valorar lo que realiza. Sin ti y tu contribución no es posible dar el servicio que damos a nuestros clientes. Tu aportación es clave, y contribuye a algo superior a tu tarea, contribuye al objetivo de nuestra organización. Estés en la posición que estés.

Mi blog