CEO2

(Gerente + compartiendo experiencias organizacionales)

Ya no se ven niños con el brazo roto por la calle. En nuestros tiempos, siempre había alguien con un brazo o una pierna rota. El mundo ha cambiado, antes jugábamos entre nosotros, ahora se juega con una maquina.

El avance tecnológico que se ha dado en los últimos años ha sido tremendo. Hoy estamos acostumbrados a manejar y a ver cosas que hace 10 años eran impensables.  La base tecnológica existente permite que los avances sean mucho más rápidos. El cambio es exponencial.

Recuerdo cuando empecé a trabajar, no había email. Existía un cacharro que se llama fax. Mis hijos probablemente nunca lo lleguen a ver. Cuando tenía que viajar al extranjero, no había ni móvil ni portátil. Te ibas y estabas completamente incomunicado con la empresa hasta tu vuelta. Hoy es todo muy diferente. Lo extraño es no estar comunicado constantemente.

El futuro que nos depara es difícil de predecir, pero estoy seguro que casi todo lo harán las maquinas. En la industria, las personas solo programaran, harán mantenimientos, dirigirán, harán I+D… Es decir, desaparecerá el trabajo de operario. Solo existirán los puestos que añadan valor, aquellos que precisen un alto conocimiento sobre un tema. Todo estará conectado, todos los procesos productivos. Las maquinas controlaran todos las variables del proceso y podrán autocorregirse. Pedirán cuando necesiten ser mantenidas y especificar dónde. El futuro es de las máquinas:

Mi blog