CEO2

(Gerente + compartiendo experiencias organizacionales)

Estoy en Estados Unidos. He venido para una semana ya que nos implantamos aquí, y tenía reuniones con abogados, clientes…

Dos días antes de salir de viaje mi hijo de 9 años me pregunta que por qué tengo que ir yo. Me dice que por qué no puede ir Maite, Javier, Jose, María, y va diciendo los nombres de gente de la empresa que me ha oído nombrar en alguna ocasión. Le digo que no puede ser, que tengo que ir yo. Me pregunta quien decide quien tiene que ir. Le digo que soy yo. Todavía entiende menos.

Mi vuelo es el domingo a las 9h00. Tampoco lo entiende.

Realmente, no lo puede entender. No tiene la cabeza amoldada a lo que es la empresa y no puede entender los esfuerzos que hacemos muchos por vinculación a un proyecto.

Recuerdo hace tiempo, que mi hija me preguntó en qué trabajaba. Le dije que en una empresa que hace piezas para los coches. Para mi sorpresa, iba diciendo por ahí que su padre era mecánico, y que se encargaba de arreglar coches.

Hace 3 años rompimos con esto. Hicimos en Hidro Rubber la primera jornada de puertas abiertas para familiares. Este año hacemos la segunda. La hicimos con la fábrica en marcha. Organizamos todos los turnos para que las personas que no traían familiares estuvieran en maquina. Pusimos un autobús que recogía a las familias, hicimos una presentación de la empresa con dibujos animados, ruta turística por toda la empresa en 4 grupos, yincana, regalos para los niños, algún sorteo, almuerzo… pero para mí lo más importante de todo es que cuando un padre o una madre que trabaja en Hidro Rubber sale de su casa para ir a trabajar, su familia sabe a dónde va. Está viendo las piezas, nuestra empresa, las maquinas… ya no es como antes, que el muro era la puerta de casa, y más allá algo llamado trabajo. Ese más allá ahora tiene una imagen en la mente de los familiares que vinieron. Ubican a su familiar en un lugar durante 8 horas.

Dejo a un artista demoliendo el muro de su casa:

Mi blog

2 Responses so far.

  1. Jesús Bodegas says:

    Dos apuntes:
    El primero me ha gustado mucho esta entrada.
    Segundo, sobre el video desde luego los dos “demoledores” son unos artistas pero seguridad laboral cero patatero.

    • Antonio Sánchez Escudero says:

      Tu exposición de estos hechos revelan tu enorme psicología práctica que posees. Romper ese muro es buen ejemplo para hacer ver que es mas productivo demoler ese muro que te impide verlo que hay al otro lado. Ayudas a los demás. Enseñar el trabajo y lo que se hace es facilitar a las mentes pequeñas que no hay milagros, que las cosas se hacen y tienen un porqué. BRAVO JON TE FELICITO.