CEO2

(Gerente + compartiendo experiencias organizacionales)

La velocidad en los negocios cada vez es mayor. La tecnología facilita que podamos dar respuesta en cualquier momento y en cualquier lugar. Pero, ¿Dónde queda la persona? ¿Dónde queda el mundo que le rodea cuando se sumerges en los mails? ¿Estás conmigo o estás en el trabajo?

En diciembre de este año he tomado la determinación de que a partir de enero del 2018 los mails van a funcionar con horario para toda la plantilla. No recibiremos correos a partir de las 19h00 y hasta las 7h30 del siguiente día durante la semana, y desde el viernes a las 19h00 hasta el lunes a las 7h30 en fin de semana. Es decir, los mails se quedarán en el servidor en esos horarios, y realizaremos el volcado en horario laboral. Para las urgencias, el teléfono.

Con esta medida lanzo un mensaje claro a mi gente; trabaja cuando tienes que trabajar y descansa cuando tienes que descansar. Céntrate en cada momento en lo que te tienes que centrar. Disfruta del trabajo y disfruta de los tuyos y de tus aficiones.

Solo puedes rendir al 100% si vienes a trabajar descansado.

Otros de los problemas que tenemos en el Equipo Directivo es el excesivo tiempo que pasamos reunidos. Yo particularmente tengo días en los que estoy reunido 8 horas. Curioso bucle cerrado; estoy reunido, salen acciones, pero estoy reunido, con lo que no tengo tiempo para implantar.

Otra de las normas que aplicamos a partir de enero, es que cada directivo no podrá estar reunido más del 50% de su jornada laboral. Para aquellas reuniones de 8 horas que realizamos con consultoría, tendremos que nivelar con el resto de la semana. De forma que si un día tenemos sesión de 8 horas, tendré que nivelar el resto de días, para que como máximo en la semana haya estado reunido el 50% de mi tiempo. ¿Por qué 50%? Por que sí. Ya iremos bajando si es necesario.

 

Mi blog