CEO2

(Gerente + compartiendo experiencias organizacionales)

Siempre recomiendo hacer cierre de año y planificar el siguiente. El método es sencillo; un cuaderno (el mío se llama “The searh”), un lápiz y media mañana. Analiza tu 2017, qué objetivos profesionales y personales has alcanzado, en qué has invertido tu tiempo, cuáles son tus grupos de relación, qué tiempo les has dedicado, qué has hecho con tu salud, en qué te has desarrollado,…

Una vez haber analizado esto, céntrate en el 2018. Cómo quieres que sea, en qué te vas a centrar, en qué capacidades ves que necesitas desarrollarte, qué vas a hacer con tu equipo, familia, pareja, amigos, deporte, alimentación, dinero…. y para cada cosa te marcas un objetivo (así la revisión a final de año es más fácil).

Una vez terminado el 2018, piensa a 3, 5 y 10 años, a grandes rasgos. ¿Dónde me veo? ¿Cómo? ¿Con quién? Intenta visualizarlo.

Eso sí, todo por escrito.

Esto hará que comiences en año de una forma ordenada en lugar de desordenada….

 

Mi blog