CEO2

(Gerente + compartiendo experiencias organizacionales)

En mi planeta soy feliz. También veo a la gente que está en mi planeta feliz. Procuramos tener todos un mínimo nivel de información sobre nuestro planeta, saber cómo está, hacia dónde va, por qué se hacen determinadas cosas… sencillamente porque el planeta es parte importante de nuestra vida. Pasamos demasiado tiempo en nuestro planeta como para no conocerlo, cuidarlo y quererlo.

En mi planeta se trata a la gente con respeto. Nos saludamos entre nosotros, nos escuchamos, nos ayudamos, sonreímos, nos desarrollamos, compartimos, celebramos….sencillamente porque hay unos valores, una forma de ser de nuestra civilización.

En mi planeta no hay gente mala. La que un día hubo, la enviamos a otro planeta. Sencillamente, eran extraterrestres, y no entendíamos su idioma,  su manera de ser o su  forma de trabajar.

En nuestro planeta, a veces nos hace falta gente, y vienen personas de otros planetas. Somos un planeta buen anfitrión  y hacemos todo lo posible para que a esta nueva gente le guste nuestro planeta y se integre. Valoramos y agradecemos su experiencia previa, su actitud, sus propuestas de cambio,… pero tienen que adaptarse a la forma de vida de nuestro planeta. Esto es imperativo. Puedes ser extraterrestre e integrarte en nuestro planeta, pero no pretendas venir de otro planeta y que todo nuestro planeta cambie para ser como tú. Nuestra forma de ser, nuestros valores, hacen que nuestro planeta sea único. De lo que traes de tu planeta nos quedaremos con lo bueno, lo malo, déjalo antes de aterrizar.

Mi blog