CEO2

(Gerente + compartiendo experiencias organizacionales)

Que te motive especialmente todo lo que te digan que no se puede hacer. Todo aquello denominado “Don’t do it”. Ahí está la diferencia, no en lo que hace todo el mundo. Motívate con lo imposible, porque lo haces posible.

También era imposible volar, hablar por teléfono sin cable, sacar fotos sin revelar un carrete, comprar online, enviar documentación de forma no física…

En lo imposible está la diferencia, y por eso es difícil. Sin embargo, difícil e imposible no son palabras sinónimas. La gente confunde el significado de las mismas, y cuando requiere esfuerzo, en lugar de difícil utiliza el término  imposible.

Ya lo sabes, siempre que te digan “Don’t do it”, a por ello con todas tus fuerzas e ilusión, el resultado será diferencial.

¿Difícil o imposible?

Mi blog