CEO2

(Gerente + compartiendo experiencias organizacionales)

Vivimos una época de cambio tecnológico acelerado. Hace pocos años solíamos comentar que si traíamos a una persona fallecida hace 50 o 100 años al día de hoy se sorprendería de lo mucho que habían cambiado las cosas. Hoy, sin embargo,  podemos decir que si trajéramos a una persona fallecida hace tan solo 10 años al día de hoy, se sorprendería muchísimo más.

El salto tecnológico es brutal debido a que la base es tan amplia, que la evolución de la tecnología es muy rápida. Es decir, avances propician otros avances que generan un efecto multiplicador. A mi modo de ver, hay dos cosas que van a ser relevantes en las empresas en el futuro; las personas y la tecnología. Siempre hemos dicho que las personas son el activo más importante de la organización, y estoy de acuerdo a día de hoy, pero esta frase, en poco tiempo será  sustituida por; “Las personas y la tecnología que posees son el activo más importante de la organización”. Es decir, la tecnología va a ser un factor diferencial en la empresa, y si no nos adaptamos, sólo con las personas no vamos a conseguir sobrevivir.

 

Mi blog