CEO2

(Gerente + compartiendo experiencias organizacionales)

Desde después de la crisis, lo que hay ahora ya no es crisis, es una nueva situación de mercado, de entender el negocio, todo va más rápido. Como decía alguien; no es una época de cambio, es un cambio de época.

Todo va muy deprisa, vivimos conectados con el smartphone, la tablet, o lo nuevo que se inventará en breve. Salimos de trabajar, y hasta irnos a la cama hemos chequeado el correo varias veces. Mandas un mail un sábado o un domingo, y hay gente que te contesta.

¿Es este el precio de la competitividad?

La semana pasada comí con varios Directores Generales de Navarra, una de las personas se refirió a la comunicación síncrona y la asíncrona. Entendiendo como comunicación síncrona aquella que tiene una respuesta inmediata, y asíncrona cuando la respuesta tiene una dilación en el tiempo. Así pues, la síncrona seria el chat, y la asíncrona debería ser el mail. Comentábamos, no obstante, que la comunicación asíncrona se esta volviendo síncrona. Ya que cada vez hay más gente que responde a los mails nada más recibirlos, y gente que se mosquea si no se le contesta de forma inmediata.

¿Hacia donde vamos? ¿Pollos sin cabeza?

Mi blog