CEO2

(Gerente + compartiendo experiencias organizacionales)

Las hay de todos los colores y están todas inventadas. No hace falta que me despliegues tu repertorio.  Se responsable, analiza tu esfuerzo, el proceso y el resultado obtenido, y construye desde ahí. No sirve de nada realizar el trabajo de construcción de excusas, dedica ese tiempo a mejorar. Asume que te has comprometido con algo que no has sido capaz de cumplir. No pienses que el otro es idiota.

Las personas que siempre ponen excusas ante el incumplimiento agotan. Crean una incertidumbre acerca de cómo trabajan y los resultados que obtendrán. No es normal que siempre suceda algo, y siempre te ocurra a ti. Comprométete con aquello que puedas cumplir, y cúmplelo. Es la base de la credibilidad, hago lo que digo. No hay que dedicar tiempo a buscar pretextos.

Mi blog

One Response so far.

  1. Antonio Sánchez Escudero says:

    Exacto Jon. El que NO quiere hacer algo, sea lo que sea, gasta su tiempo en buscar una excusa para NO hacerlo y tiene un abanico de es que, y si, … y el que SI quiere hacerlo no se cansa hasta que encuentra la solución, no tiene abanico, tiene una caja de herramientas lustrosa con soluciones para TODOS los problemas. El primero no quiere salir de su zona de confort y termina lleno de problemas sin resolver, cansado y agobiado. El segundo vive fuera de la zona de confort, alegre, generoso y lleno de vitalidad.