CEO2

(Gerente + compartiendo experiencias organizacionales)

Si seguimos igual, solo conseguiremos lo mismo.

¿Cómo pretendo un resultado diferente, haciendo lo de siempre?

 La mayoría de las veces el resultado es consecuencia de la acción. Si no cambia la acción, el resultado tampoco tiene por qué cambiar. Quizás pueda existir alguna ligera variación por algunas variables sobre las que no incidimos, pero poca. Normalmente, sin reflexionar en exceso,  achacamos el mal resultado a la mala suerte.

Pero, si haces 20 veces los mismo y obtienes el mismo resultado, ¿vas a esperar a que cambie tu suerte, o por el contrario vas a cambiar lo que haces?

 Tenemos que cambiar, y hacerlo constantemente. Debemos acostumbrar a nuestra organización a que el cambio es parte del modelo de negocio. Sin un cambio constante y continuado, no habrá futuro.

La mayoría de las empresas que se han adaptado al nuevo escenario(para algunos crisis), son empresas que estaban acostumbradas a cambiar.

 Díle a una tortuga que cambie de dirección, y díselo después a un guepardo. Tenemos que ser guepardos, no tortugas. y si somos tortugas, entrenar para ser la tortuga más rápida del mundo!

Mi blog