CEO2

(Gerente + compartiendo experiencias organizacionales)

Mucha gente se fija en el resultado sin llegar a valorar el esfuerzo que hay detrás. Para acabar de rematarlo, suelen aludir a la suerte. Claro que si!, pero a la suerte trabajada. Hay que crear todas las condiciones posibles, habidas y por haber, para cuando llegue la oportunidad estar preparado. Si a esto se le quiere llamar suerte, pues muy bien. Yo lo llamo esfuerzo continuado.

Todo lo que conseguimos con esfuerzo tiene mucho más valor, y nos llena mucho más que aquello que se consigue sin esfuerzo, o por medio de atajos.

 He leído muchas veces que lo importante es disfrutar del camino, no del momento en el que llegamos al destino. Es por eso que es esencial ponerle ilusión al día a día, y disfrutar de lo que hacemos en cada momento. Tenemos que pensar que los resultados normalmente no son a corto plazo, se necesita hacer el camino, y hacerlo bien, para ver el resultado. Disfrutando, experimentando, aprendiendo, contribuyendo, creciendo…

Llegar a la meta alegra(puntual), hacer el camino enriquece(duradero).

Cada uno debe hacer su camino, y aprender de él. Nadie puede hacer tu camino, pero si hay gente que a través de su experiencia te pueden orientar en el mismo.

Mi blog