CEO2

(Gerente + compartiendo experiencias organizacionales)

Hace un par de meses estaba volando de Bérgamo a Zaragoza, y a mi izquierda se encontraba un hombre que andaría sobre los 60 años. Estaba leyendo un libro de ventas, que yo ya había leído (por cierto muy malo), y luego pasó a un libro de ejercicios de inglés. El mensaje que transmitía era muy claro: LA NECESIDAD DE FORMARSE CONSTANTEMENTE, A CUALQUIER EDAD, EN CUALQUIER MOMENTO Y EN CUALQUIER LUGAR.

Desarrollarse de forma continuada es imprescindible. Una persona que no lo hace en 5 años, tiene un valor de mercado de hace 5 años. Está OBSOLETA, y cuando más tiempo pase así, peor.
A tu alrededor, la gente se mueve rápida y constantemente, porque el mercado hoy lo exige.
Desarrollarse es leer sobre lo que trabajas y sobre lo que no trabajas, observar, visitar otras empresas, acudir a jornadas (si, aunque sean de 19 a 21h30), recibir cursos de formación, aprender lo mejor de los que te rodean, cambiar de trabajo… y muchas cosas más. En definitiva, es tener una actitud de superación diaria.
Hace algún tiempo leía un libro que decía que en la búsqueda de empleo lo importante no es mandar curriculums a 80.000 empresas. Lo verdaderamente importante es lo que has estado haciendo hasta que has tenido la necesidad de buscar empleo. Es decir, el desarrollo que has realizado en tí para tener empleabilidad hasta que se ha dado esa circunstancia.

Mi blog